01 (800) 400 PORT (7678)  
Acceso a Clientes:   Ingresar

México debe de emprender proyectos más ambiciosos con China, recomienda el ex Embajador Sergio Ley

Publicado el 18 de Abril del 2017 por SERVI PORT

El también ex embajador de México en China (2001-2007) destacó en entrevista con Xinhua que a pesar de que el país asiático es actualmente el segundo socio comercial de México, se deben emprender proyectos más ambiciosos en los siguientes años con beneficio para ambas naciones.

Consideró que si bien las mejores perspectivas para trasladar las industrias manufactureras chinas son en algunas regiones de Asia y América Latina, en México están las mejores, pues “es el país que tiene la infraestructura de la industria que necesita” China.
El diplomático mexicano expresó que de todos los países, “México es el que le puede ofrecer mejores perspectivas, porque de toda América Latina es el más industrializado”.

“Tenemos un grado de industrialización mayor incluso que Brasil y es la economía más grande”, sostuvo Ley López.

El también presidente de la Sección Empresarial para la Región Asia y Oceanía del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (Comce), reconoció que el peor error que pudo haber en el pasado es haber supuesto una competencia comercial entre México y China.

En opinión de Sergio Ley, eso sólo generó “desgastarnos a una competencia que no nos llevó a ningún lado”, en vez de buscar una alianza en favor del desarrollo común.

“En realidad China nunca ha sido la competencia. En realidad lo que debimos haber hecho era unirnos”, expuso Ley López.

Mencionó que en el caso de la industria del calzado, muchas fabricas brasileñas “se unieron con los chinos” cuando vieron que pudieron tener competencia e incluso están en la provincia china de Guangdong (sur), donde “se produce mayor cantidad de calzado en el mundo”.
Ley López supone que dentro de la industria, tanto automotriz, electrónica, de electrodomésticos y en un futuro hasta aéreo espacial, “se puede realizar un estrecho trabajo de cooperación”.

Inclusive se podría buscar la formación de un “clúster” (conglomerado territorial) de empresas de ambos países a fin de poder impactar favorablemente en la región, propuso.

“México ofrecer grandes facilidades para la industria china. Tenemos infraestructura mexicana, personal altamente calificado y tenemos también proveedores de insumos”, expuso.

Destacó en ese sentido que ahora habrá una colaboración con la llegada de la empresa automotriz china JAC Motors.

JAC Motors fabricará en el central estado mexicano de Hidalgo dos series de camionetas compactas, mientras que el Grupo Financiero Inbursa, propiedad del empresario mexicano Carlos Slim, participará como principal accionista.

Pero México y China también están unidos por su cultura y tradiciones, como lo demuestran los festejos el 14 de febrero pasado por el 45 aniversario del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los dos países.

El entrevistado mencionó que a pesar de la distancia geográfica que separa a ambas naciones, “tienen una larga relación” comercial, cultural, social y migratoria, que inició con los viajes del galeón conocido como la Nao de China o Galeón de Manila en el siglo XVI.

Esas relaciones se siguen fortaleciendo hoy en día con acuerdos, visitas de Estado, intercambios culturales y más recientemente el intercambio turístico, dijo el ex embajador.

Como ejemplo de este intercambio turístico, el diplomático destacó el hecho de que la empresa China Southern Airlines inauguró la semana pasada su vuelo entre la ciudad de Guangzhou (capital de la provincia de Guangdong) y la capital mexicana.

La nueva ruta se suma a la ya existente que opera la línea mexicana Aeroméxico entre las ciudades de Shanghai en el oriente de China y la capital mexicana.

El nuevo vuelo entre las ciudades de ambas naciones “me da una muy grata impresión (…) Me parece que éste es un mensajero de paz, un mensajero de entendimiento, es un vínculo importantísimo entre nuestros dos países”.

“Creo que es un puente que se tiende también para mejor entendernos, para mejor comunicarnos entre dos países”, hecho que “evidentemente traerá turismo” chino, confió el entrevistado.

Sergio Ley López cuenta con una larga carrera diplomática en la que ha ocupado diversos cargos en la cancillería mexicana, como haber representado a México en China y en otros países asiáticos.

El también empresario es hijo de Juan Ley Fong, nacido en la provincia china de Guangdong, así como de la mexicana Rafaela López Trejo, quienes después de casarse procrearon nueve hijos.

Ley Fong llegó a México a los 11 años de edad en calidad de migrante, país en el que estudió y se formó, para instalar posteriormente un pequeño establecimiento que se convirtió en la tienda del pueblo donde vivía.

A lo largo del tiempo, su hijo mayor Juan Manuel logró consolidar los supermercados Casa Ley, que hasta la fecha se mantienen con éxito en el noroeste de México.

El ex embajador Sergio Ley López sostuvo que su deseo es seguir al frente del área para Asia dentro del Comce, convencido “de que aún falta mucho por hacer para seguir fomentando esas relaciones bilaterales entre México y China”.


Comentarios

No hay comentarios en este momento, ¿por qué no dejas uno?

Deja un comentario

Nombre (Campo obligatorio)
E-Mail (Campo obligatorio, no se mostrara)
Web (Opcional)
Comentarios