01 (800) 400 PORT (7678)  
Acceso a Clientes:   Ingresar

México perdería ventajas del TLCAN

Publicado el 30 de Abril del 2013 por SERVI PORT

Además de México, Estados Unidos negocia con nueve naciones el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), bloque al que Japón anunció este lunes su interés de sumarse.
En paralelo, el gobierno del presidente Barack Obama aprobó el comienzo de conversaciones para pactar un TLC con los 27 miembros de la Unión Europea, que tendrá a Croacia como nuevo integrante a partir del próximo 1 de julio.
“México acabará enfrentando una competencia más fuerte en el mercado de Estados Unidos, lo que implica que deberá hacer modificaciones a su sistema de producción para elevar su productividad y competitividad”, opinó José Luis de la Cruz, director del Centro de Investigaciones en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey.
En el TPP participan también Canadá, Singapur, Malasia, Chile, Nueva Zelanda, Australia, Perú, Brunéi y Vietnam.
Raúl Feliz, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas, dijo que de prosperar ambas iniciativas, México encarará más competencia en actividades agrícolas o de servicios, pero no tanto en el sector manufacturero, en el que Estados Unidos tiene un alto grado de apertura unilateral.
La economía estadounidense es la mayor importadora del mundo, con compras externas de productos por 2 billones 275,000 millones de dólares en el 2012, de las cuales México participó con 12.2%, por debajo de China y Canadá.
Con intereses ofensivos y defensivos de México en el TPP, la Secretaría de Economía planteó que con la incorporación a ese TLC se busca evitar una mayor erosión del país a sus preferencias en el mercado de América del Norte.
La iniciativa del TPP, agregó, abre la posibilidad de una mayor integración de la producción mexicana a las exportaciones de Estados Unidos a Asia, abonando a sus esfuerzos de diversificación.
El gobierno consideró que la participación de México en el TPP evitaría quedar en desventaja frente a Estados Unidos y Canadá como destino para atraer futuras inversiones.
Fuente : ECONOMISTA

Comentarios

No hay comentarios en este momento, ¿por qué no dejas uno?

Deja un comentario

Nombre (Campo obligatorio)
E-Mail (Campo obligatorio, no se mostrara)
Web (Opcional)
Comentarios