01 (800) 400 PORT (7678)  
Acceso a Clientes:   Ingresar

La urgencia de un plan de gestión de combustibles para los navieros

Publicado el 15 de Septiembre del 2018 por SERVI PORT

Probablemente, la preocupación más importante para la industria del búnker es que el producto que tendrán que vender en 2020 aún no existe”, explica Neils Hendrik Lindergaard, Managing Director de Maersk Oil Trading, en referencia a la regulación de emisiones de sulfuro impuesta por la OMI y que entrará en vigencia en 2020.

El Consejo Marítimo Internacional y del Báltico – BIMCO- desarrolló un análisis sobre el impacto de la regulación del límite de emisiones de sulfuro que tendrá en la industria del shipping, ya que se espera que la mayoría de los armadores prefieran combustible bajo en sulfuros por sobre depuradores (scrubbers) para cumplir con la nueva reglamentación.

De acuerdo a un reporte por el banco de inversiones estadounidense Morgan Stanley, el combustible alto en sulfuro (HSFO) representa el 70% del combustible búnker usado en la actualidad. “Ya que el HSFO contiene aproximadamente 3,5% de sulfuro, y ya que se espera que la mayoría de las naves se cambien a combustible bajo en sulfuros al 1 de enero 2020, casi la mitad del mercado de combustible marino tendrá que cambiar hacia otras partes del barril”, cita el reporte de BIMCO al que MundoMaritimo tuvo acceso exclusivo.

Lo que preocupa a los operadores

“Ya sea que nuevas mezclas de combustible sean compatibles entre diferentes puertos, incluso viniendo desde el mismo proveedor, o que haya un equilibrio entre demanda y oferta, son algunas de las principales preocupaciones de los operadores y dueños de embarcaciones. También se preocupan por la disponibilidad de HSFO para aquellas naves equipadas con depuradores, ya que se espera que la demanda de HSFO baje considerablemente mientras que la demanda por fueloil muy bajo en sulfuros (VLSFO) se eleve”, lee el documento, que ha identificado la tendencia que se viene.

El problema es que no hay aún estándares oficiales para estos nuevos combustibles, pues la única información con la que cuentan los dueños de barcos y operadores es que deben ser bajos en sulfuros. Sin embargo, otras características como viscosidad, punto de fluidez y punto de inflamación no están detallados, lo que hace difícil predecir el comportamiento dentro de un motor.

La disponibilidad y compatibilidad de producto es otro tema, pues puede que no haya stock completo al 2020. “Es probable que haya un desbalance inicial en términos de demanda y oferta, dentro de una misma región o diferentes zonas, junto con fluctuaciones de precios. Vemos un cambio temporal hacia el consumo de gasoil hasta que el combustible de 0,5% esté disponible”, explica el ejecutivo de Maersk Oil Trading.

Planificando por adelantado

Ya sea que las naves necesiten combustible bajo en sulfuros o fuelóil pesado, un plan de gestión de combustible es fundamental. Planificar la transición por adelantado ahorrará tiempo y dinero. “La disponibilidad y compatibilidad está fuera del control de los operadores. Lo único que pueden hacer es preparase para distintos escenarios. Al final del día, es más barato utilizar gasóil para funcionar que sacar la nave de circulación por no cumplir con la regulación”, explica James Forsdyke, gerente de zona para Hong Kong y Taiwán de Marine and Offshore, de Lloyd’s Register.

Por MundoMaritimo

Comentarios

No hay comentarios en este momento, ¿por qué no dejas uno?

Deja un comentario

Nombre (Campo obligatorio)
E-Mail (Campo obligatorio, no se mostrara)
Web (Opcional)
Comentarios