01 (800) 400 PORT (7678)  
Acceso a Clientes:   Ingresar

Inflación, tasas de interés y el mercado del shipping

Publicado el 17 de Septiembre del 2018 por SERVI PORT

Oficialmente, en Estados Unidos y Europa un ‘buen’ nivel de inflación es de 2%, tanto para la Reserva Federal y el Banco Central de Europa (ECB). “Nos han hecho creer ciegamente, cual miembros de una secta, que los bancos centrales pueden alcanzar el objetivo de 2% inflación simplemente manipulando las tasas de interés. Esto implica que algo tan complejo como la economía de un país puede ser controlado con el sube-baja del dial de la tasa de interés”, lee el artículo de análisis de Alphabulk –en alianza exclusiva con MundoMaritimo- sobre el impacto de la inflación y las tasas de interés en la industria del shipping.

Según el artículo, a pesar de la relativamente estable inflación a nivel mundial –dejando de lado los casos de países como Argentina, Venezuela y Turquía- las presiones inflacionarias están comenzando a hacerse sentir en la economía. Si tales presiones son tomadas en cuenta como reales por parte de los bancos centrales, entonces estaríamos frente a una inminente alza de las tasas de interés.

De hecho, la Reserva Federal de los Estados Unidos ha aumentado sus tasas de interés repetidas veces en el último tiempo. La tasa de crédito primario, también conocido como tasa de descuento, es el nivel en el cual la Fed presta dinero a los bancos miembros. Estos aumentos significan que al final el préstamo de dinero se hace más costoso. Incluso, si cruzamos el Atlántico, la situación es prácticamente la misma con el Banco de Inglaterra, al menos desde el punto de vista de tendencia.

‘Consideraciones’ para el shipping

A estas alturas algunas personas de la industria del transporte marítimo están comenzando a sentirse incómodos ya que, tradicionalmente, el shipping es una industria altamente aventajada y, por lo tanto, muy sensible a los niveles de las tasas de interés. Pero ¿deberían preocuparse?

El artículo considera tres instancias claves a tomar en cuenta. La primera es que es fundamental el margen: básicamente, la remuneración del banco que presta el dinero. Se supone que el margen cubre los costos del banco, los riesgos asociados con prestar dinero, y finalmente generar algún nivel de ganancia.

En el peak de la ‘locura’ del shipping a fines 2007-comienzos 2008, los márgenes eran ridículamente bajos. La mayoría de los préstamos eran concedidos a Libor más 80 puntos base. En el desenlace de la crisis de 2008, los préstamos para el transporte marítimo están generando márgenes mucho más altos, típicamente entre 250-450 puntos base sobre Libor. La industria del shipping ha podido manejar estas alzas de margen, por lo que parece probable que puedan soportar aumentos de 25-50 puntos base sobre Libor en los próximos años.

La segunda consideración es que son los nuevos préstamos los que están bajo riesgo de aumentar la tasa de interés, ya que la mayoría de los préstamos son de facto préstamos de tasa fija. La mayoría de las veces, los bancos ‘obligan’ a los prestatarios a cambiar la tasa flotante del préstamo original por una de tasa fija.

En tercer lugar, a pesar de que la inflación sí está empezando a notarse en algunas partes, no hay señales en Japón, y no hay que olvidar que sigue siendo la tercera economía más grande del mundo en términos de PIB.

Indirectamente, por supuesto que cualquier cambio dramático en las tasas de interés tendrá un impacto en el shipping. Esto es simplemente porque tal aumento probablemente frenaría la economía mundial. Cualquier incremento sustancial en tasas de interés convertiría a la deuda en una de enormes proporciones, imposible de satisfacer. Como ya hemos visto en Grecia, donde un simple default era la única solución para el país, la opción de default fue dejada de lado para poder salvar al ECB y los bancos comerciales de Europa. Por lo tanto, aunque al final el default es la única solución, el sistema hará lo posible para posponer esta eventualidad, comenzando por no elevar las tasas de interés.

Comentarios

No hay comentarios en este momento, ¿por qué no dejas uno?

Deja un comentario

Nombre (Campo obligatorio)
E-Mail (Campo obligatorio, no se mostrara)
Web (Opcional)
Comentarios