01 (800) 400 PORT (7678)  
Acceso a Clientes:   Ingresar

Obama y Xi Jinping tratan asuntos espinosos

Publicado el 10 de Junio del 2013 por SERVI PORT

La reunión de dos días en un complejo situado cerca de Palm Springs, en California, fue organizada de manera informal para dar a Obama y Xi la oportunidad de conocerse mejor, alejándolos del protocolo a menudo distante a fin de que ambos líderes pudieran hablar de sus diferencias abiertamente.

Al comienzo de la jornada, Obama y Xi aparecieron a plena luz del día en la hacienda Sunnylands, una propiedad de 81 hectáreas que ha sido visitada por ocho presidentes estadounidenses.

Los dos mandatarios dieron una caminata a lo largo de los cuidados jardines de la hacienda, sonriendo y conversando amigablemente en inglés. Seguidos por traductores y asesores, Obama y Xi vestían ropa casual como camisetas de cuello.

"Espléndido", respondió Obama cuando un reportero le preguntó cómo se desarrollaba el encuentro.

Los jefes de Estado tienen mucho que discutir mientras abordan el ascenso del gigante asiático en el escenario internacional, más de 40 años después de la histórica visita del presidente Richard Nixon a la China comunista en 1972, que terminó con décadas de alejamiento entre Washington y Pekín.

Las relaciones entre ambos países se han visto afectadas en los últimos meses por tensiones sobre disputas comerciales, el comportamiento belicoso de Corea del Norte, abusos a los derechos humanos y las intenciones militares de cada nación.

Expertos sobre China dicen que si Obama y Xi logran desarrollar una relación personal - algo que nunca ocurrió entre presidentes estadounidenses anteriores y el notoriamente acartonado predecesor de Xi, Hu Jintao - y consiguen al menos algunos progresos en asuntos clave, el encuentro de este fin de semana podría tener un significado histórico.

Mientras que a China le preocupa que Estados Unidos esté intentando rodearla militarmente con su estrategia centrada en las naciones de Asia, la disputa sobre ciberseguridad es el tema más delicado para Obama.

El Washington Post reportó recientemente que China había usado ciberataques para acceder a datos de casi 40 programas de armas del Pentágono, incluyendo el avión de combate F-35. China desmintió la información, al decir que no requería ayuda externa en su desarrollo militar.

Tras más de dos horas de discusiones el viernes por la noche, Xi y Obama dijeron que necesitaban trabajar juntos para abordar los asuntos de ciberseguridad.

"Posiblemente lograremos nuestros objetivos de prosperidad y seguridad para nuestros pueblos si trabajamos en cooperación en lugar de aferrarnos al conflicto", manifestó Obama.

La cumbre, que finaliza este sábado, también incluye largas conversaciones sobre Corea del Norte, el comercio mundial y las disputas territoriales de China.

Fuente: notimex

Comentarios

No hay comentarios en este momento, ¿por qué no dejas uno?

Deja un comentario

Nombre (Campo obligatorio)
E-Mail (Campo obligatorio, no se mostrara)
Web (Opcional)
Comentarios