01 (800) 400 PORT (7678)  
Acceso a Clientes:   Ingresar

El libre comercio, contrastes en la estrategia de México

Publicado el 15 de Junio del 2013 por SERVI PORT

Con el propósito de impulsar con gran fuerza la apertura económica y el libre comercio, México desarrolló una amplia estrategia de negociaciones para facilitar el intercambio con países de América del Norte, Latinoamérica, Europa y Asia. Los principales instrumentos de ésta han sido los tratados comerciales, los acuerdos de promoción y protección recíproca de inversiones, así como convenios de asociación estratégica. Con esta directriz se tiene acceso a mercados de 44 países, y representa opciones de negocio para unos mil 500 millones de compradores potenciales.

Sin embargo, a casi 20 años de mantenerse esta estrategia, vale la pena establecer algunas reflexiones. Por un lado se lograron resultados favorables como la eliminación gradual de obstáculos para el acceso a mercados, ventajas concedidas a los exportadores de México por parte de gobiernos del extranjero y a nivel nacional la implementación de programas de apoyo y fomento para nuestros productores. A raíz de ello, las exportaciones mexicanas han crecido de manera impresionante.

Mientras que en 1994 llegaron a registrarse ventas al extranjero por 60 mil 817 millones de dólares; en 2012 se generaron 370, 914 millones de dólares, lo cual representa un incremento equivalente al 600%. Sin duda alguna el sector exportador es muy poderoso en la economía nacional. De acuerdo con datos de la Secretaría de Economía, las ventas al exterior generaron en 2011 el equivalente a 54% del PIB.

Ahora bien, haciendo un análisis de las exportaciones por destino y evaluando el estatus de los principales socios comerciales de México, destaca que algunas naciones demandan bastante de lo que se produce en el país y en otros casos, a pesar de las ventajas que representan los acuerdos comerciales, la adquisición de bienes Made in Mexico resulta mucho menos cuantiosa. Vale la pena mencionar que en 2012, mientras los Estados Unidos adquirieron productos por 287 mil 824 millones de dólares —es decir 77.5% del total de lo que se vende al exterior—, otros países como Bolivia y Ecuador compraron productos mexicanos equivalentes a menos de 400 millones de dólares, los dos juntos. La relativa similitud en las estructuras productivas de estas dos naciones y, por lo tanto, la competencia y no la complementariedad, pueden ser parte de esta disparidad para las expectativas de exportadores mexicanos.

Ahora bien, en la zona euro España sobresale como el cliente principal, pues el año pasado adquirió más de 7 mil millones de dólares en mercancías. En el extremo se encuentra Islandia, nación de la Asociación Europea de Libre Comercio que compró el equivalente a 700 millones de dólares. Finalmente, en Asia, Japón adquirió bienes por 2 mil 613 millones de dólares, mientras que Corea del Sur importó mercancías por mil 728 millones de dólares. No obstante a este contraste, la aportación del sector externo ha sido significativa para la economía nacional, pues ha sido uno de los principales ejes de crecimiento de la producción industrial y agrícola.

Banxico reporta que los ramos de mayor participación en el sector exportador son el del petróleo y sus derivados, automóviles, minerales, equipo de transporte, autopartes y equipo eléctrico, así como aparatos electrónicos y bebidas. Pero ¿qué hay del resto de los productores nacionales? Una alternativa es proseguir con la inserción de las empresas mexicanas en los mercados internacionales. Hacerlo representa aprovechar la infraestructura, instrumentos y recursos ya existentes.

Habrá más alternativas como impulsar con mayor fuerza el aprovechamiento de mercados para las exportaciones. Otra expectativa es proseguir con nuevas negociaciones de libre comercio, o bien, fortalecer el mercado interno. Mientras tanto, la estrategia muestra como saldo de exportaciones e importaciones una balanza comercial con déficit, explicable en buena medida al contexto de interdependencia desarrollado a lo largo de los últimos años y de las necesidades de más compras internacionales por parte de los productores del país, precisamente para elaborar bienes destinados a las exportaciones.

La Secretaría de Economía señala en datos de 2012 que las importaciones registradas fueron de 370 mil 351 millones de dólares. Frente al esfuerzo exportador esto representa un monto superior a los 500 millones de dólares. Como conclusión, lo que se requiere es generar y fortalecer las ventajas competitivas de los sectores productivos del país para aprovechar con mayor fuerza la estrategia de libre comercio.



Fuente: El universal

Comentarios

No hay comentarios en este momento, ¿por qué no dejas uno?

Deja un comentario

Nombre (Campo obligatorio)
E-Mail (Campo obligatorio, no se mostrara)
Web (Opcional)
Comentarios