Aumento de conflictos laborales en el sector portuario, ferroviario y camionero de EE.UU. aumentan presión en la cadena de suministro

Artículos de Interés / Noticias

Aumento de conflictos laborales en el sector portuario, ferroviario y camionero de EE.UU. aumentan presión en la cadena de suministro

SERVI-PORT   ⋄   2 weeks ago

Aumento de conflictos laborales en el sector portuario, ferroviario y camionero de EE.UU. aumentan presión en la cadena de suministro Asimismo, trabajadores de países como Perú, Argentina y Sudáfrica, entre muchos otros, están exigiendo mejores tratos.

Actualmente existe un aumento de las huelgas y otras protestas laborales está amenazando a las industrias de todo el mundo, y especialmente a las que implican el traslado de mercancías, personas y energía. Desde los trabajadores ferroviarios y portuarios de Estados Unidos hasta los de los campos de gas natural de Australia y los camioneros de Perú, los empleados exigen un mejor trato mientras la inflación se come sus salarios, reportó Bloomberg.

Precisamente porque su trabajo es tan crucial para la economía mundial en este momento -con las cadenas de suministro todavía frágiles y los mercados de trabajo apretados- esos trabajadores tienen influencia en la mesa de negociación. Cualquier interrupción causada por los conflictos laborales podría agravar la escasez y el aumento de los precios que amenazan con desencadenar una recesión.

Según Katy Fox-Hodess, profesora de relaciones laborales de la Escuela de Administración de la Universidad de Sheffield (Reino Unido), esto está animando a los empleados del sector del transporte y la logística, que abarca desde los almacenes hasta los camiones, a enfrentarse a sus jefes. Señala que las condiciones de trabajo en el sector ya son difíciles tras años de desregulación.

Trenes y camiones

En EE.UU., donde el movimiento obrero, en declive desde hace mucho tiempo, está mostrando signos de despertar a medida que los sindicatos se afianzan en empresas como Starbucks Corp. y Amazon.com Inc. algunos de los mayores conflictos se producen en el sector del transporte. Sobre las ya maltrechas cadenas de suministro del país se cierne la amenaza de una huelga ferroviaria que podría paralizar el movimiento de bienes.

Tras dos años de infructuosas negociaciones con las mayores compañías ferroviarias del país, el Presidente Joe Biden creó este mes un panel para resolver la profunda desavenencia entre 115.000 trabajadores y sus empleadores. La Junta Presidencial de Emergencia tiene hasta mediados de agosto para elaborar un plan de contrato que sea aceptable para ambas partes.

"Hay un mercado laboral muy ajustado, lo que coloca a los trabajadores en una posición en la que tienen una acumulación de muchas quejas y se sienten empoderados", dijo el profesor asociado de la Universidad de Cornell, Eli Friedman. El centro de estudios realizó un seguimiento de 260 huelgas y cinco cierres patronales en EE.UU. en los que participaron unos 140.000 empleados en 2021, lo que supuso unos 3,27 millones de días de huelga.

Por otro lado, en muchos países, los camioneros que protestan contra el alto costo del combustible han estado a la cabeza del descontento laboral. En Perú, los camioneros están llevando a cabo una huelga nacional este mes. En Argentina, los bloqueos de carreteras por parte de los conductores en junio duraron una semana, retrasando unas 350.000 toneladas de cultivos, aproximadamente 10 cargamentos de barcos pequeños. En Sudáfrica, los conductores bloquearon las carreteras, incluido un enlace comercial clave con el vecino Mozambique, en una manifestación contra los precios récord de los surtidores.

Puertos y buques

El conflicto laboral que más preocupa a los observadores de la economía estadounidense es el que afecta a más de 22.000 estibadores de la Costa Oeste. Su contrato expiró a principios de julio, y el International Longshore and Warehouse Union está negociando uno nuevo. Ambas partes afirman que quieren evitar paros que podrían cerrar los puertos que manejan casi la mitad de las importaciones de Estados Unidos.

Mientras tanto, el puerto de Oakland, el tercero más concurrido de California, tuvo que cerrar algunas de sus puertas y terminales la semana pasada -lo que aumentó el tiempo de espera para los bienes importados- porque los camioneros bloquearon el acceso en protesta contra una ley de trabajo por turnos que podría retirar a 70.000 conductores de la carretera.

Por otro lado, en Corea del Sur, el sector de la construcción naval ha experimentado un aumento de los pedidos en medio de la crisis de la cadena de suministro. Los trabajadores llevan varias semanas protestando en un muelle de Daewoo Shipbuilding & Marine Engineering Co. en la ciudad sureña de Geoje, exigiendo un aumento salarial del 30% y una reducción de su carga de trabajo. La acción ya ha retrasado la producción y el lanzamiento de tres barcos, y el Presidente Yoon Suk Yeol instó a los ministros a resolverla. Este fin de semana parecía estar cerca una solución.

FUENTE: MundoMarítimo

Informacion de Interes