01 (800) 400 PORT (7678)  
Acceso a Clientes:   Ingresar

Puerto de Veracruz

Una particular relevancia dentro de la historia y la evolución del comercio exterior de México la ha tenido el Puerto de Veracruz, el cual fue la puerta de entrada para el intercambio comercial entre la Nueva España y la Corona. Al paso del tiempo su crecimiento fue constante hasta llegar a ser, durante muchos años, el puerto más importante de México.

En la actualidad, a través del Puerto de Veracruz pasan más de 20 millones de toneladas de carga al año. Esta cifra incluye más de 900 mil TEUS (contenedores de 20 pies); 60 % de los vehículos y casi el 50 % del granel agrícola que importa o exporta México, además de volúmenes significativos de carga general, petróleo y derivados, graneles líquidos y minerales, entre otras cargas.  Se estima que el puerto genera del orden de 3,000 empleos directos y unos 1,500 indirectos.

El Puerto de Veracruz cuenta con 300 hectáreas de superficie terrestre, las cuales dan cabida a 18 posiciones de atraque, patios de maniobras y almacenes, pero dado que son ya insuficientes, actualmente se lleva a cabo un importante proyecto de ampliación, el cual requerirá de una inversión del orden de 29 mil millones de pesos, (22 % de capital público y 78 % privado). Este nuevo proyecto es uno de los más importantes del sexenio actual.

El Puerto de Veracruz cuenta con excelentes conexiones carretera y ferroviaria a los principales centros logísticos del país y es utilizado por 27 líneas navieras, las cuales cubren 54 rutas marítimas hacia un gran número de puertos del mundo.

Para el gobierno de cualquier país sería una labor titánica el pretender controlar por sí mismo su comercio exterior. Es por ello que a nivel mundial se buscó el apoyo de particulares que cuenten con conocimientos en la materia y una probada honorabilidad, para que coadyuven con la autoridad en esa ardua labor.

En México, esta labor de coadyuvancia recae en los agentes aduanales, quienes al amparo de una Patente (autorización) otorgada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público llevan a cabo las importaciones y exportaciones de personas físicas y morales.

Como parte de su labor de coadyuvantes con la autoridad, los agentes aduanales verifican la legal existencia de sus clientes; revisan la documentación comercial de las mercancías, incluyendo sus valores (para evitar subvaluación) y cotejan físicamente sus especificaciones y cantidades. Con base en las características determinan la fracción arancelaria (código aduanal que identifica a cada mercancía), la que asociada al país de origen permite determinar los impuestos y eventuales permisos a que estará sujeta la operación.

Dada la trascendencia legal de las declaraciones (pedimentos) que los dueños de las mercancías hacen a las autoridades aduanales, es muy importante que los importadores y exportadores conozcan personalmente a los agentes aduanales a quienes van a contratar y que se cercioren de que cuentan con una autorización expedida por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a su nombre.

En México existen cerca de 900 agentes aduanales. La mayor parte de ellos están agrupados en las Asociaciones de Agentes Aduanales de las localidades en que operan y a través de ellas, en la Confederación de Asociaciones de Agentes Aduanales de la República Mexicana, A. C. (CAAAREM)

B A J O     I N D I C E     D E     R O J O S